¿Por qué son fundamentales los drones en la Arquitectura y Restauración/Rehabilitación?

Autor: Mario Sanz (HUB Tecnológico Aparejadores)

El desarrollo de todas las tecnologías aplicadas al sector aeronáutico y en especial al de los drones ha supuesto sin duda una gran revolución; pero tras un periodo algo confuso en lo que a legislación se refiere sobre el uso de estos, todo apunta a que el próximo mes de diciembre con la entrada en vigor de la nueva normativa de UAS, determinados aspectos quedarán definidos.

Una vez establecido el marco legislativo regulador del uso de los drones tanto en el ámbito profesional como en el de ocio, vamos a centrarnos en el uso de los mismos y su aplicación al sector de la construcción/edificación, y más concretamente en el mantenimiento de lo construido, así como a la restauración y rehabilitación de los edificios.

Quizás la parte más importante a destacar del uso de los drones en estos campos sea el de la Prevención de Riesgos Laborales; el evitar que un trabajador tenga que acceder a un punto elevado ya sea para observar una avería o incluso a tener que repararla o comprobar que las protecciones están debidamente instaladas, sin duda es el mayor aspecto a tener en cuenta; las caídas en altura son la principal causa de accidentes mortales en España, el poder evitar poner en riesgo la vida de un trabajador, nos obliga a recomendar el uso de estos aparatos no tripulados.

El poder volar los RPAS ya en las ciudades (siempre con las debidas autorizaciones) supone un avance en la realización de actividades que antes requerían una gran inversión económica y de tiempo, sobre todo esperando los permisos/ autorizaciones de uso de vía pública, para poder, por ejemplo, montar un andamio y/o colocar una plataforma elevadora.

Hasta hace no mucho tiempo las únicas opciones que teníamos los técnicos para peritar un problema en una fachada o en una cubierta, requería de montar un andamio, hacer uso de una plataforma elevadora o de hacer un descuelgue vertical, lo que suponía el desembolso económico previo ya mencionado. Ahora, gracias a un solo vuelo podemos obtener imágenes en alta resolución, no solo de la fachada, si no de la cubierta y de los patios y todo ello en media mañana.

¿Esto que supone?; pues muy sencillo, rapidez, sobre todo en el diagnóstico, lo cual es directamente proporcional a la solución constructiva y a la ejecución de los trabajos, puesto que al disponer de las imágenes tanto el técnico/perito como el contratista podrá elegir el sistema constructivo más adecuado incluidos los medios auxiliares a utilizar en dichos trabajos.

La obligación que tenemos los propietarios de mantener nuestras viviendas/edificios derivada de una legislación (Informes de Evaluación de Edificio IEE y de la Inspección Técnica de Edificio ITE) redunda en la emisión por parte de un Técnico de un informe donde se analizan los aspectos más relevantes del mismo, desde el saneamiento a  la cubierta, siendo esta la peor parada en dicho informe pues en muchos casos es imposible analizarla desde arriba, siendo misión casi imposible   diagnosticar observando desde la parte inferior (si es que esta es visible)  de la misma atendiendo a posibles patologías aparecidas a causa de alguna humedad.

Realizar estas inspecciones con el apoyo de un reportaje gráfico de la cubierta y centrado en sus puntos más conflictivos como pueden ser las limas, los encuentros, los aleros y canalones, es vital, pues el informe se haría sobre evidencias reales y no sobre suposiciones derivadas de la observación de la parte inferior de la misma y de la experiencia del técnico.

Tampoco debemos olvidarnos de la famosa Agenda 2030 y de la eficiencia energética de las construcciones; las cámaras térmicas acopladas a un RPA, pueden ayudar en gran medida a analizar el comportamiento térmico del edificio y ofrecer una  solución más ajustada a sus necesidades, además de garantizarnos la comprobación de la solución adoptada en todos y cada uno de los puntos de todas las fachadas del edificio.

En muchas ocasiones una falta de planificación a la hora de diseñar el edificio y no pensando en que estos deben de ser mantenidos, las cubiertas se hacen inaccesibles para el mantenimiento, por ejemplo de las placas solares, las cuales con la suciedad pierden capacidad generadora, por lo que se hace necesaria su limpieza periódica; al igual que en lo comentado anteriormente hoy en día se dispone de RPAS capaces de poder hacer dicha limpieza sin arriesgar la vida de los trabajadores, porque claro si no se había planificado el mantenimiento de las instalaciones, tampoco se han planificado las protecciones a utilizar para que el trabajador se posiciona y realice el trabajo (ej. Instalación de líneas de vida).

Al igual que hemos visto en las operaciones de conservación y mantenimiento el uso de los RPAS se hace imprescindible para los trabajos de Rehabilitación/Restauración de nuestro patrimonio; la capacidad de poder instalar en un RPAS un escáner 360, nos permite en la misma visita el poder obtener el modelo 3D (gemelo digital) con el que poder posteriormente hacer el proyecto de intervención, pero no solo del exterior del edificio, sino también del interior del mismo; se acabó el utilizar cámara de fotos con unos teleobjetivos dignos de la NASA para poder obtener las imágenes con detalle del retablo de una catedral, ahora podemos subir a la nube, casi en tiempo real, la imágenes obtenidas en la toma de datos, para cuando lleguemos al estudio tener “montado” nuestro proyecto, preocupándonos solamente en la intervención a realizar, pues también tenemos las dimensiones reales, sin necesidad de tener que repetir visitas por que se nos ha olvidado tomar alguna dimensión.

Así mismo los drones equipados con cámaras pueden ser elementos de gran ayuda a la hora de elevar grandes volúmenes (ej. Módulos de casas industrializadas); aportaran mayor precisión a la elevación de la carga, aunque la grúa disponga ya de elementos de visualización ya que  cuando se trabaja con grandes volúmenes estas, según qué casos, no son del todo útiles; el disponer de una visión periférica y cómo no, también detallista en alta resolución, facilita la maniobra y precisión necesaria en el proceso de elevación.

Siempre es importante recordar que para toda actuación que se haga con el apoyo de los RPAS debe de cumplir con todos los permisos y autorizaciones reglamentarias con el fin de proporcionar todas las medidas de seguridad tanto de trabajadores como de terceros, así como respetar la privacidad y los derechos de imagen; para ello lo mejor es “no jugársela” y contratar los servicios de empresas especializadas las cuales nos ofrecerán un servicio con todas las garantías, debiéndonos preocupar solo, de lo que es nuestro campo, la arquitectura.

 

Imagen: escaner faro montado sobre dron. Fuente: FARO Laser Scanner Focus 3D X130 Application Video: Think 3D drone STORMBEE

Fuente: https://www.ferntech.co.nz/commercial-solutions/construction/

 

https://www.seguridadaerea.gob.es/lang_castellano/cias_empresas/trabajos/rpas/uso_profesional/default.aspx